jul 072012
 

Cansancio, estrés, diarrea, infecciones, intoxicaciones, radioactividad, hongos…

 

La UMEBOSHI se traduce como UME (ciruela) y BOSHI (deshidratada), aunque en realidad es una especie de albaricoque. En países como China, Japón y Corea se utilizan en su cocina tradicional y son muy apreciadas por su aspecto medicinal.

La Umeboshi es un alcalinizante natural muy potente. Es salada y amarga. Los japoneses hacen un proceso de encurtido especial. Primero son recogidas y expuestas al sol y al rocío de la tarde y luego, fuera en la noche, es un proceso que se repite varios días. La ciruela se vuelve más pequeña y se arruga. Se ponen en barriles junto con sal marina y hojas de perilla (shiso, que le da el color rojo) y con peso encima, durante al menos seis semanas, esto les hace soltar el jugo en el fondo del barril. Este proceso les hace crear enzimas, bacterias naturales, ácidos orgánicos y un poder alcalinizante muy alto para neutralizar estados de excesiva acidez provocados por consumo de azúcar, proteínas, productos refinados y la falta de oxígeno (por falta de ejercicio o de movimiento).

 

Beneficios de la Umeboshi

Desde tiempos remotos los samurai comían umeboshi para combatir la fatiga y hasta el presente se usa para muchas enfermedades. Aún hoy las viejas generaciones todavía dicen que “una umeboshi al día mantiene al doctor lejos de casa”.

·Desórdenes digestivos- hiperacidez, úlceras, indigestión, anorexia, flatulencia, mal aliento, mareos, estreñimiento, etc

·Absorción- El ácido cítrico facilita la absorción de otros alimentos en el intestino delgado. También descompone el ácido en nuestra sangre y tejidos.

·Problema de excresiones- cualquier líquido que salga de nuestro cuerpo como mocos, diarrea, vómitos, orinar en exceso, transpiración, menstruación, etc.

·Estreñimiento- tomar cada mañana una ciruela umeboshi con té bancha o kukicha. Tomarlo en ayunas o con el desayuno.

·Infecciones- bacteriales y virales. Cuando la sangre se vuelve más ácida, está más susceptible a las infecciones.

·Anemia- es buena ayuda en caso de debilidad, anemia y mala circulación.

·Antiséptico y antibiótico- En los años 1950 el Dr. Kyo Sato ( Universidad de Hirosaki) pudo extraer exitosamente una sustancia del umeboshi con fuerte poder antibiótico. Pudo eliminar la disentería y el estafilococo con el extracto de ume. Su descubrimiento no se popularizó porque ya estaban en pleno uso la penicilina y otros antibióticos. En 1968 fue extraído un componente de la ume, con poder germicida para la bacteria de la tuberculosis.

·Asma- incrementa la respiración.

·Radioactividad- elimina la radiactividad.

·Resaca- es un remedio excelente para los excesos del alcohol.

·Antioxidante- Efecto antioxidante en la sangre, por lo tanto tiene efecto Antiaging.

·Eliminación de toxinas- Estimula el Riñón y el Hígado para la eliminación de toxinas

purificando la sangre.

·Cansancio- el cansancio es a menudo el resultado de la acumulación de ácidos, que no son

descompuestos lo suficientemente rápido por nuestro metabolismo,

·Contenido en minerales- contiene gran cantidad en minerales alcalinos tales como, hierro,

calcio, manganeso, potasio, etc.

·Mareos en el embarazo- Durante el embarazo la sangre suele estar más ácida y siguiendo los

antojos la mujer intuitivamente le puede apetecer limón o pomelo, que le alcaliniza la sangre.

Sin embargo si come alimentos que producen acidez tales como pan blanco, productos

azucarados, carne, etc. su sangre permanecerá ácida, y empezará a experimentar náuseas y

vómitos.

 

Forma de presentación de las Umeboshi

Las hay enteras o la pulpa sin la pipa. Las dos son semejantes en propiedades. Se puede utilizar una pequeña cantidad (la punta de una cucharita ) para disolver en la boca. Esto es bueno para estimular la digestión y cuando hay procesos infecciosos en la boca. Como alcalinizante, una umeboshi disuelta en un poco de té de tres años. Desacidifica y es bueno para el cansancio. Se puede mezclar con salsas, con arroz, con verduras, con carnes, pescados. Se puede tomar por la mañana, en el desayuno, o en la comida principal.

 

Ume-Sho-Ban

(Ciruela Umeboshi + salsa de soja + té Bancha)

Aplaste la carne de 1 ciruela

Agregue ½ cucharadita de té, de salsa de soja

Agregue té Bancha de ½ a 1 taza que esté hirviendo.

Se puede agregar unas gotas de jugo de raíz de jengibre

Para bebés o niños, quitar el jengibre y la salsa de soja

 

Umeboshi-Kuzu ó Ume-Sho-Kuzu

(Ciruela Umeboshi) + (Kuzu ó Ciruela Umeboshi + salsa soja + Kuzu)

Disolver una cta de té colmada de polvo de kuzu en 2 cucharadas grandes de agua fría

Aplaste la carne de 1 ciruela

Agregar la ciruela y el kuzu a 1 ½ ó 2 tazas de agua y póngala a hervir.

Agregue unas gotas de jugo de jengibre o jengibre rallado, o en polvo.

Hierva esta preparación suavemente hasta que esté más o menos trasparente.

Agregue de 1 a 3 ctas de salsa de soja (opcional) y hierva la preparación un poco más.

 

 

Bibliografía

El equilibrio a través de la alimentación- Olga Cuevas Fernández

Michio Kushi

www.macrobiotics.nl

Food and Healing de Annemarie Colbi